¿Será que te lo digo?

Esa sensación que te hace mirar y mirar una y otra vez… Si, ese momento incómodo en el que encuentras la prenda de mal gusto puesta en uno de tus allegados…

Y entonces todo sucede así… Esa situación en la que tu vista necia no puede dejar de mirar y evitar desangrarse entre tanta desentonación, y miras una y otra vez, como acto seguido, ocurre la pregunta mágica (o mejor dicho, la pregunta que podría llevarte directo al infierno sin argumento alguno para salvarte) ¿Qué tal me queda esto?

En ese preciso instante tu corazón se detiene y no sabes si aprovechar la sutil oportunidad que tanto esperabas o  seguir con la perturbación visual sin ver un cambio alguno…  Por lo general, es una pregunta que hacemos frecuentemente pero nunca estaríamos preparadas para escuchar la respuesta… Hay que ser un poco cuidadosas dando nuestro punto de vista, siendo un poco sutiles y a la vez realistas

Si bien no soy una profesional del buen gusto, se reconocer cuando algo definitivamente no cuadra con la armonía de mis ojos y ante los ojos del mundo, y por supuesto, no hay que ser un gurú del buen gusto para tener una noción armónica en relación a lo que llevas puesto o saber cuando ya algo esta pasado de siglo sin ni siquiera llegar a lo ‘vintage’…

Debo confesar que es un poco cruel de mi parte que me guste presenciar estos momentos incómodos, ¡pero como los disfruto! Claro, a la vez aprendiendo de lo que NO debo usar y esperando con ansias para ser fiel espectadora de esos desaciertos crueles de la moda y el buen gusto…

Arianna Gómez Villarreal.

@poshaholic

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.